Cada vez falta menos para mi partida hacia la ciudad eterna. Dentro de menos de un mes estaré frente al Coliseo y comenzaré una de las experiencias más interesantes de mi vida. Por otro lado, mi vida ha pegado un pequeño giro estas últimas semanas y ahora sólo deseo congelar el tiempo…

Sé que parece un poco contradictorio, llevo tanto tiempo despotricando y soñando con irme lejos de Irún y de repente, en menos de un mes, sueño con congelar el tiempo y poder “disfrutar al máximo” mis días en esta ciudad. Sólo voy a estar fuera un cuatrimestre y luego volveré a estar aquí. Cuando vuelva me deprimiré un montón, seguro…

Hoy sólo quiero disfrutar del presente, de estos días tan perfectos y de este verano…

Te quiero, no lo olvides…

Te esperaré en Roma y a la vuelta me quedaré contigo.

Un Besito 😉


Anuncios